jueves, 13 de octubre de 2011

TERCERA DIVISION


Moralo: César Carrasco, Dani, Asiel, Jonathan, Arellano, Durán, Pino (Oliver, 75'), Rubén Loarte (Romi, 65'), Pintado (Piti, 57'), Fran Mancha y Rulo.

San José: Nico, Fermín, Ricardo (Ordóñez, 68'), José Antonio (Tirado, 81'), Mora, Sergio Paredes, Domingo (Luis Valladar, 73'), Nandi, Inchausti, Carmona y Mendo.

Árbitro: Pérez Ramos, de la delegación de Plasencia. Regular actuación. Mostró cartulina amarilla a los locales César Carrasco, Jonathan y al técnico Luis Quintas; y a los visitantes Luis Valladar y también a su entrenador José Manuel Cisneros 'Pana'.

Gol: 1-0 Fran Mancha (5').

Incidencias: Unos 300 espectadores en las gradas del Municipal de Navalmoral en mañana soleada y agradable del Día de la Hispanidad. Rectángulo de juego en regulares condiciones, algo peor que cuando comenzó la temporada. A pesar de no haber coincidencia de colores, el San José jugó con su segunda indumentaria, camisola blanca y calzón rojo con medias rojiblancas.

Comentario: Había que ganar como fuese y se ganó. El equipo de Luis Quintas sufrió para alcanzar tres puntos muy valiosos pero se hizo acreedor a ellos con buen juego, sobre todo en la primera mitad, que le valió también para defenderse con acierto ante el lógico empuje del conjunto de Almendralejo.
La victoria del Moralo ante un buen Atlético San José puede marcar un cambio en la trayectoria de los de Navalmoral en una temporada que han comenzado de forma irregular, sin haber sumado un solo punto en sus cuatro desplazamientos pero en la que se están haciendo fuertes en su feudo, donde siguen sin conocer la derrota con dos victorias y dos empates.

El cuadro verde se encontró con un tempranero gol a los cinco minutos del inicio y a partir de ahí todo le resultó más sencillo. Fran Mancha, el hombre más adelantado de los locales y actuando de improvisado delantero centro ante la ausencia de puntas naturales en el once inicial, aprovechó una indecisión entre los centrales nazarenos para adelantar a su equipo. Fue un gol de pícaro, de ratón de área, poco habitual en un centrocampista de su perfil.

El planteamiento inicial de Luis Quintas desconcertó al conjunto almendralejense. Con Villa lesionado, Tortu y Adri fuera de la convocatoria por decisión técnica y el único delantero nato, Gallardo, sentado en el banquillo -de hecho no llegó a jugar-, su táctica podría parecer conservadora, pero nada más lejos de la realidad. La primera mitad tuvo claro color verde, con un trabajo de Pino en la zona ancha repartiendo juego y recuperando balones. El Moralo trató mejor la pelota y suyas fueron las mejores, aunque escasas, ocasiones del primer acto. A los veinte minutos, Rubén Loarte pudo incrementar la renta pero su disparo seco y duro se encontró con los puños de Nico. No desagradó el San José a pesar de mostrarse romo en ataque en el primer periodo. Su buen trato del balón, siempre jugándolo con criterio, fue una muestra de por qué ha sido una de las revelaciones del arranque liguero.

 
En la segunda parte cambió la decoración. El equipo de Almendralejo despertó de su letargo y tomó la iniciativa. Su técnico ajustó las líneas y los nazarenos recuperaron el control del centro del campo ante un Moralo que acusó cierto cansancio. En el último cuarto del choque, las entradas de Ordóñez y Luis Valladar dieron un aire renovado al ataque visitante y fue en este tramo final cuando precisamente el San José disfrutó de sus mejores oportunidades para marcar.

La más clara la protagonizó Ordóñez con un cabezazo con marchamo de gol que encontró el espectacular vuelo de César Carrasco para desbaratar el peligro. Los últimos minutos fueron de agobio para el Moralo, que prácticamente renunció al ataque y se dedicó a conservar su exigua pero preciada renta. Ya en tiempo de descuento, Luis Valladar tuvo en sus botas el empate pero su disparo se fue alto para alivio de la parroquia local.

Con este triunfo, el Moralo toma oxígeno y logra despegarse un poco de los puestos peligrosos justo en el momento de encarar un tramo en teoría accesible y en el que va a enfrentarse a equipos que como él están situados también en la zona media-baja de la tabla. Tal vez del rendimiento del conjunto verde en esos compromisos dependan sus aspiraciones en esta campaña: mirar hacia arriba... o evitar el abismo.

(Crónica realizada por Luis Moral.Extraida textualmente del Blog del Moralo C. P.)