domingo, 5 de julio de 2009

CENA DE CLAUSURA 2008-2009

Se apagaron las luces brillantes de los focos de la Temporada 2009-2009 para el Club Atlético San José Promesas este 20 de junio.
Un año más, como viene siendo tradición, se celebró el fin de la temporada futbolística para el club nazareno con una cena de Clausura en el complejo La Silera de la Ciudad de la Cordialidad, en una noche espléndida donde se atisban los ramalazos de “las calores” propias del verano que se avecina con una luna soberbia que acudió a darnos la bienvenida.
Sobre la diez de la noche arrancaba una noche mágica y espectacular para la gran familia del San José. Los nervios, las preocupaciones de última hora, las carreras, quedaron en nada cuando el himno sonó con fuerza, enmudeciendo los murmullos de fondo del gentío que se acomodaba en sus asientos, dando paso a un improvisado coro de más de cuatrocientas personas que sienten, que viven, que pasean con orgullo los colores nazarenos, al unísono, nota a nota, estrofa a estrofa, fundiéndose en un sonoro y sentido aplauso que puso en más de uno un nudo de emoción en la garganta y en la piel los vellos erizados de quienes llevan a gala, como un sagrado mandamiento, UN ESCUDO, UNOS COLORES, UN MISMO CORAZÖN.
Después de la cena de convivencia, donde reinó una vez más la armonía y el buen hacer de los amigos, también nazarenos, del Complejo La Silera, con Mª Cruz, al frente, con José, con José Luis, con Antonio,y con todos y cada uno del personal que se suman a una fiesta que no dejó de ser familiar, con los estómagos repletos hasta la saciedad, comenzó la ceremonia que todos estábamos esperando, presidida por el Excmo Sr. Alcalde de Almendralejo, Don José Mª Ramirez, que compartía honores, mesa y mantel con el Presidente del Club, Don Juan Fernández Bote, así como los demás miembros de la Junta Directiva nazarena, a los que se unió otro miembro más de nuestra familia violeta como es el Concejal de Deportes y amigo Francisco Jesús Hernández González, así como la Directora de Cajasol, Aurora Jaén, con la que en breve se firmará la renovación del Convenio de colaboración que tan buen resultado ha dado este año deportivo, junto a una nutrida representación de Patrocinadores que nos arropan y llevan en volandas para que este sueño loco y altruista se haga realidad.
Tras los postres, la primera sorpresa asomó de repente desde una de las puertas laterales del salón. Uno a uno fueron desfilando una representación de entrenadores y jugadores con las nuevas equipaciones para la próxima Temporada 2009-2010 que está a la vera de la esquina, deseosa de comenzar. Así, se presentaron las equipaciones de entrenamiento, azul y negro para los entrenadores, y amarilla y negro `para los jugadores, todas con el patrocinio de Fundación Cajasol. Se presentó así mismo el nuevo chándal, la sudadera de entrenamiento, la equipación de paseo, compuesta por polo y bermuda, y el bolso zapatillero que recibirán todos los jugadores, sin excepción, inscritos en el Club, dejando para el final las nuevas elásticas, diseñas por el propio Club, con las que disputaremos la próxima temporada, que resultaron del gusto y el beneplácito de todos los presentes.
Tras la sorpresa inicial, la Junta Directiva entregó las Insignias de Plata del Club a los jugadores juveniles que han cumplido ciclo. Un bonito recuerdo que premia toda una trayectoria para estos jugadores que, a buen seguro, nunca olvidarán. Como tampoco lo hará Manuel Trinidad que, por sorpresa, recibió de manos del Presidente la Insignia de Oro del Club que premia una larga trayectoria de trabajo, dedicación y buen hacer a lo largo de los años, siempre de forma altruista y desinteresada. Enhorabuena.
Y llegó el momento más esperado de los más pequeños y de los no tan pequeños como fue el de la proyección que pone en imágenes lo acontecido a lo largo de un año que arrancó aplausos, vítores de júbilo y de alegría, que coreó, sin pudor, las canciones que servían de banda sonora a las imágenes arrancadas al recuerdo, que puso la carcajada loca a una pequeña broma llamada los Oscar del San José, que nos hizo reirnos de nosotros mismos y la emoción de un final apoteósico que nos arrancó más de una lágrima.
Al final del acto, entregamos un trofeo a los jugadores de los equipos Prebenjamines y Benjamines, los más peques, que premia su participación así como un diploma y una placa conmemorativa a los equipos Prebenjamin A, Benjamín A y Alevin B como Campeones de Liga, así como al Benjamín A en reconocimiento por la consecución del Campeonato de Extremadura, seguido de la entrega de los añorados trofeos a todos los equipos en las categorías de Máximo Goleador, Disciplina, Progresión y Regularidad que, junto a los regalos recíprocos entre entrenadores y jugadores pusieron el broche de oro a una Clausura exitosa, una vez más.
La familia nazarena cerró la puerta de la temporada la noche del 20 de junio de 2009 para abrir los postigos de una enorme ventana de la que el día 21 de junio dio comienzo con las mismas ganas, con los mismos nervios y con la misma ilusión de años anteriores, sabedores de las dificultades que corren en estos tiempos, pero dispuestos a hacer realidad el sueño de arrancar una sonrisa y hacer feliz a todos los niños que disfrutan con un balón en los pies, trabajando por todos aquellos que sienten el escudo, que pasean orgullos los colores nazarenos y que luchan , codo con codo, bajo los latidos de un mismo corazón.